Viajes y buena mesa en internet
 

¿Existe la cocina tecnoexperimental?

La senda de la cocina tecnoexperimental iniciada por algunos chefs (pongo por caso Ferrán Adriá) ha derivado en los últimos tiempos en lo que algunos llaman las extravagancias culinarias o cómo la competencia hace que los cocineros agudicen el ingenio para sacar a la mesa nuevos platos ¡¡que den que hablar!!

Bueno, pues de eso trata un más que interesante reportaje publicado por Mikel Iturriaga  (El Comidista) en su página de El País, con el título Hay un monstruo marino en mi plato. Y con lo que cuenta se justifica más que de sobra.

Habla el reportaje de la última tendencia de algunos chefs, de ideas tan extravagantes que casi dan risas: Y como muestra un botón: una empresa de catering londinense sirve rayitas de polvo de espárrago para esnifar; un desayuno inglés —huevos, beicon, judías— sintetizado en un helado o una mousse de humo que, dicen, sabe a rayos.

Pues vayamos con las extravagancias que nos cuenta El Comidista

Carne enmohecida
El restaurante Zoos, de Salzburgo (Austria), los comensales disfrutan con la textura melosa y el sabor a nuez de chuletones enmohecidos de hasta 16 semanas. Y ello al módico precio de 50 euros la ración. Explican que el proceso es complicado, porque requiere unos estrictos controles para eliminar cualquier riesgo de intoxicación.

Respirar comida
La marca Le Whif inspira una comida que se vende en inhaladores de chocolate y de café. Detrás de esta idea está un profesor universitario, autor también de un artilugio parecido a las pipas que sirve para aspirar toda clase de alimentos diluidos.
Más info aquí y aquí

Chocolate de camello
La empresa Al Nassma, fundada por el jeque de Dubai, ha puesto de moda el chocolate hecho con leche de camello. Sus consumidores destacan su mayor contenido de proteínas, de vitaminas y minerales, y la ausencia de lactosa.
Más info aquí, aquí y en Facebook

Helados de leche materna
La heladería punk de Londres The Icecreamists ha puesto de moda los helados con leche materna, bautizado como Baby Gaga, aunque tras las protestas de la cantante se cambió su nombre por el Baby GooGoo. Las autoridades sanitarias lo prohibieron durante 15 días, pero, tras comprobar que era inocuo, no les quedó más remedio que volver a autorizar su venta.
Más info aquí y aquí

Repostería de madera
En Misiones (Argentina) se producen desde hace tiempo confituras y bombones únicos, hechos con la madera del árbol de yacarati, cuya leñas es blanda y húmeda, apta para estad preparaciones y que, dicen, es tierno y apetitoso.

Pulpo de mentirijillas
El restaurante Ikatei Tabiji de Hakodate (Japón) ha puesto de moda un plato con efectos especiales. Se trata de la cabeza y las patas de un calamar colocado sobre una montaña de arroz. El animal está tan fresco que cuando se le echa salsa de soja por encima, la sal crea una reacción química en las células de los tentáculos que los pone en movimiento.

Comida transparente
El chef suizo Denis Martin, conocido por sus excentricidades, ha puesto de moda el plato de nada. Cuando lo sirve, el camarero inclina una jarra vacía sobre un plato en el que no hay nada. La sorpresa viene cuando el comensal se mete la cuchara en la boca y descubre que sobre ella reposaba una gelatina transparente de destilado de pepino.
Más info aquí

© Gastrónomo Digital

Tags: , ,

Deja un comentario