Viajes y buena mesa en internet
 

Noche de cata para un grupo de amigos

El pasado sábado se reunió el equipo de cata del Aula del Vino para probar algunos de los últimos vinos que han llegado hasta nuestras manos. Entre los catadores se encontraban, además de los habituales, dos invitados que compartieron momentos de cata junto a nosotros, José Bustamante y Pablo, dos buenos amigos y amantes del vino, se unieron a nosotros en el inicio de la cata.

Empezamos la noche con un blanco de Domaine de Chevalier 2004 de Graves, uno de mis preferidos en la elaboración de blancos secos de Burdeos. Amarillo pajizo de color bajo limpio y de fluidez media. Aromas iniciales a fruta blanca, lichis, anisados, muy limpio en nariz, en segundo plano algo de bollería, tostadas recién hechas. Boca carnosa con buen corazón, elegante de buena acidez y final largo a frutas blancas. Muy elegante quizás le faltaba algo de intensidad aromática. José aportó una nota de cata bastante personal, le olía este vino a angulas, no sé.

El segundo fue otro Sauvignon Blanc un Alan Mcorkindale 2004 de Nueva Zelanda, aquí también encontramos fruta blanca pero algo más dulce, con mayor intensidad aromática, bolitas de anís, pera, miel. Boca amplia con excelente acidez, corazón potente y carnoso, excelente, terminaba con un final largo a anises. Muy rico.

Los tintos empezaron con un Chantal Lescure Pommard 2005, esta excelente bodega de borgoña elabora magníficos tintos de Pinot Noir. Este Pommard tenía un color rojo cereza intenso de capa media, precioso color. Aromas de moras, fresas maduras, chocolate mentolado, champiñón, trufas, hinojo, evocador ligero y potente con una nariz excelente. En la boca buena acidez con cuerpo, potente y ligero, fue el vino que más gustó de la noche.

Después salió a la mesa un Castello de Verrazzano Boteglia Particolare 2004 Chianti. Soy un enamorado de la Toscana y por tanto esperaba mucho de este Verenzano. Rojo púrpura de capa alta muy intenso en el color. Perfumes iniciales a fruta negra, arándanos, moras negras, con toque dulces compotados, chocolate negro, tabaco. Boca amplia con mucho carácter excelente peso en el corazón. Particularmente a mi me gustó, pero Juanpa le castigo por su corta paleta aromática. En cualquier caso un buen vino al que le falta algo de carácter de la Sangiovese, algo escondida en el coupage.

Terminamos la cata con Henry Gouges Nuits St. Georges 1ª Cru Les Porrets 2005. Rojo cereza de capa media baja, limpio y de fluidez media. Hubo que jarrearlo durante un par de veces para acelerar su aireación pues entró en la mesa tufado por aromas de reducción que impedían disfrutarlo. Tras la aireación se atisbaron aromas de fruta roja, fresas, cueros, trufas, mentolados, aromas animales, almizcle, muy negro. Boca con acidez excelente donde se echaba a faltar algo de cuerpo, era ligero y ágil. Muy borgoñón, me gustó mucho.

Y esto fue todo, excelente cata donde los vinos estuvieron a mucho nivel.

© Roberto García Corona

Tags: , , , , , , , ,

Deja un comentario