Viajes y buena mesa en internet
 

Tenerife visto y comido

Tenerife es una de las siete Islas Canarias. Es un territorio de grandes bellezas naturales, y también de una rica y diversa gastronomía que va más allá de las papas arrugadas. Y también un territorio rico en vinos muy diferentes, no en vano en una isla con una superficie de 2.034,38 km²  podemos encontrar cinco Denominaciones de Origen  (Abona, Valle de la Orotava, Tacoronte-Acentejo, Ycodén-Daute-Isora y Valle de Güímar). En definitiva, Tenerife es un territorio que bien merece una visita para verlo y comerlo, y conocer a sus gentes acogedoras y hospitalarias.

Junto a La Palma, La Gomera y El Hierro, la isla de Tenerife conforma la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Con una superficie de 2.034,38 km² y una población de 906.854 habitantes, es la isla más extensa del Archipiélago Canario y la más poblada de España.

Tiene dos grandes ciudades: Santa Cruz de Tenerife (la capital de la isla) famosa por sus Carnavales (Fiesta de Interés Turístico Internacional) y por sus más de 225.000 habitantes; y el Puerto de la Cruz, famoso por situarse en pleno valle de la Orotava, en una zona de grandes extensiones de plataneras y de viñedos.

La isla tiene además otros muchos atractivos:
• San Cristóbal de La Laguna, ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad (la única ciudad canaria que posee tal distinción).
• El Parque Nacional del Teide, catalogado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad y el segundo Parque más visitado del mundo
• El Drago Milenario de Icod de los Vinos, al norte de la isla, un enorme ejemplar de drago (Dracaena draco) declarado Monumento Nacional en 1917. En la actualidad es el más grande y longevo que se conoce en el mundo en su especie. Mide unos 18 metros de altura y tienen un perímetro en la base de tronco de veinte metros.
• La Reserva Natural Integral de los Roques de Anaga es un espacio protegido de la costa noreste de la isla de Tenerife (Islas Canarias, España)
• La Punta de Teno, una zona llana y ventosa, que impresiona mucho porque se presenta entre las grandes montañas de Masca y el océano. Mide una docena de kilómetros cuadrados y solo presenta un acceso por carretera y en ella sólo existen una o dos edificaciones, y un faro.

Pero Tenerife también es gastronomía y vinos, y de eso vamos a hablar.

Sus especialidades gastronómicas son:
— Papas arrugadas
Canarias fue el lugar por el que penetró la patata hacia Europa, y por eso es la única zona donde hoy pueden encontrase las llamadas papas andinas, pequeñas, de color oscuro, con el interior amartillo y que son tas especiales por la tierra donde se cultiva.

El secreto de su preparación está en cocerlas sin pelar y cubiertas de agua salada (si es de mar, mejor), a razón de cuarto kilo de sal por cada kilo de patatas. No importa que nos pasemos con la sal ya que las papas tomarán exclusivamente la que necesiten. Tras la cocción, se les quita el agua, se escurren y sin sacarlas del recipiente se echa sobre las papas otro buen puñado de sal y se resecan sobre el fuego meneando el caldero y haciéndolas saltar en su interior durante un rato.

Es obligatorio acompañarlas de mojo, una salsa típica, de los que el picón (rojo) y el verde son los más conocidos. Su elaboración es similar. En el caso del mojo picón se utiliza aceite, vinagre y pimienta roja o picona y en sus variantes se añade miga de pan, comino, ajo, guindillas, sal gorda y pimentón. Su sabor es picante por lo que acompaña perfectamente a las papas, el conejo y otros tipos de carne. En el mojo verde se prescinde del pimentón o pimienta roja y se agrega cilantro o perejil. Al ser mucho más suave es ideal para pescados frescos.
Más información sobre el mojo aquí

— Pescado salado
Cherne es un blanco de agua salada parecido al mero que se conserva en sal como el bacalao y que se ha convertido en un manjar típico de Canarias

— Pescado frito
Guelde o pejín, es un pescado pequeño que frito resulta delicioso

— Escaldón
Es un preparado semilíquido hecho con gofio como acompañamiento en las comidas. El gofio es un alimento hecho a base de cereales tostados y molidos

— Ropa vieja
Es un plato popular hecho con carne deshebrada, que en su origen se preparaba con los restos del puchero una vez hecho el cocido. Hoy ha adquirido carácter propio y se cocina incluso directamente. A la carne y los garbanzos, se le suelen añadir otros ingredientes y especias como patatas fritas en daditos, pimiento rojo, ajo, cebolla, laurel, tomillo y clavo.



— Carne cabra

Esta es una comida muy apreciada en Canarias. Se toma en días especiales de celebración

El Vino
Tenerife tiene 5 DO para sus vinos (Abona, Valle de la Orotava, Tacoronte-Acentejo, Ycodén-Daute-Isora y Valle de Güímar).
Los más conocidos son los de la DO Valle de la Orotava, que abarcan unas 1.000 Ha. al pie del Teide, en los municipios de La Orotava, Los Realejos y Puerto de la Cruz. El viñedo se cultiva en laderas, en forma de originales cordones múltiples trenzados que, con una longitud de 8 y más metros.

En esta DO se producen once variedades de uva blanca (Gual, Malvasía, Verdello, Vijariego, Listán blanco, Moscatel, Bastardo blanco, Forastera blanca, Marmajuela, Pedro Ximénez y Torrontés) y siete de tintas (Listán negro, Moscatel negra, Malvasía rosada, Negramoll, Bastardo negro, Tintilla y Vijariego negra).



Funcionan más de medio centenar de bodegas
, de ellas menos de la mitad elaboradoras y embotelladoras, ya que el cultivo minifundista dio origen a una particular forma de comercializar los vinos llamada Guachinches. Más info aquí.

Guachinche es el nombre que recibe un tipo de taberna típica de la isla de Tenerife. Tiene su origen en los tenderetes que montaban los agricultores para vender sus productos (especialmente vino de malvasía) directamente al comprador inglés y posteriormente al consumidor local, pasando así por encima de los intermediarios.

Fundamentalmente, los guachinches ofrecen a sus clientes su buen vino de cosecha propia y una cocina familiar de guisos caseros. Aunque ya a tradición se va diluyendo bastante, todavía es posible encontrar guachinches típicos en los pueblos de La Perdoma y Los Realejos.

© Gastrónomo Digital

Deja un comentario